En cualquier proceso de comunicación, las presentaciones juegan un papel importante. Son la versión gráfica del mensaje a transmitir. Y todos los detalles, por pequeños que sean, son decisivos en la asimilación del mensaje en el subconsciente de la audiencia.

Tipos de Presentaciones

Existen varios tipos de presentaciones, dependiendo del propósito:

  • Corporativas
  • Estratégicas
  • Resultados
  • Producto
  • Documentales
  • Motivacionales

En algunos casos, incluso pueden hibridarse varios tipos, dependiendo de la historia que se desea contar.

Recursos técnicos

Más de 15 años avalan el trabajo de JoanRecasens.com expertos en el diseño de presentaciones con Powerpoint, aunque la mayoría de los software disponen de unas funcionalidades muy similares.

Cada tipología requiere de distintos recursos técnicos que agrupamos conceptualmente en las siguientes familias:

  • Textos bien cuidados y estructurados para facilitar la comprensión de los contenidos.
  • Imágenes de fondo, ilustrativas o iconos.
  • Formas que permitirán representar flujos de información, procesos y relaciones entre otros elementos de contenido.
  • Tablas de datos: para estructurar cifras y/o contenido de texto.
  • Gráficos para representar de forma óptima extensos conjuntos de datos.
  • Animaciones y transiciones para darle vida a la presentación y mostrar los contenidos en el momento oportuno, acorde al pitch del orador.

Para obtener la mejor calidad y construir cada elemento es fundamental apoyarse en otros software como Word, Excel, Illustrator, Photoshop.

Plantilla de diapositivas

Uno de los aspectos fundamentales para poder crear presentaciones de una forma eficiente y robusta es tener bien definida una plantilla.

Para ello, es imprescindible disponer de un logotipo y un manual de identidad donde se definen los colores y tipografías de referencia, así como aquellos valores clave de la comunicación corporativa.

Además del propósito principal de la presentación (estratégica, resultados, producto…), muchos otros factores afectarán a los requerimientos iniciales de diseño y que deberán ser evaluados antes de empezar a introducir contenidos:

  • Entorno: dimensiones y proporción de la pantalla, proyector, en fichero (PDF) o en papel, e incluso, el tipo de red social en el que se desea publicar.
  • Audiencia: número de asistentes, distancia a la pantalla, idioma, conocimiento del tema.